Un poquito de arte

19 de julio de 2009

Es siempre muy recomendable visitar de vez en cuando algún museo; despacio, sin prisa, no por obligación como ocuando íbamos con el colegio y sí por el mero disfrute que supone contemplar algo nuevo, inédito para nuestras retinas; o, en el polo opuesto, algo que hemos visto muchas veces pero que nunca lo hemos tenido delante, en toda su dimensión, desde el mismo punto de vista que el autor, observando todos los detalles, apreciando la longitud y dirección de los trazos... casi oliendo la pintura.
Es lo que me ocurrió en mi visita al Museo Reina Sofía, donde se puede contemplar el original del "Guernica", de Pablo Picasso, conocido de sobra por todos, pero que a mí, en directo, me impresionó. Y como novedad para mis retinas descubrí "El Gran Masturbador", de Salvador Dalí, puedes estar horas contemplando ese cuadro y seguirás descubriendo nuevos detalles.
Es más fácil abrir tu mente para estas cosas cuando tienes alguien al lado que te anima a ello. Es mi caso, ya que tengo la suerte de tener la "artista" en casa y que además de conseguir despertar en mí el interés por la pintura, hace maravillas como estas:





Gracias Elena. Acordarse.

¡Voyage Voyage!

14 de julio de 2009

Famosa canción de los 80, Voyage Voyage de la francesa Desireless (a veces echo de menos la estética de los 80... otras muchas no), que fue versionada posteriormente por un grupo mexicano llamado Magneto (Vuela Vuela), y aunque las comparaciones siempre son odiosas, hay que reconocer que la coreografía de los mexicanos es de lo más "curioso", sinceramente, después de tantos años y viéndolo ahora otra vez, sigo sin encontrarle el más mínimo sentido a esos movimientos espasmódicos y aparentemente aleatorios que, sin lugar a dudas, estarán llenos de ritmo y compás pero que mi ignorancia en lo que a baile se refiere impide que sea capaz de apreciar. Pido perdón por ello.

Lo que me interesa: Vuela Vuela, es lo que pueden hacer los pájaros dentro de estas jaulas. Gracias a la posibilidad de elegir los laterales abiertos, las jaulas se comunican entre sí, dando lugar a unas "voladeras" del ancho deseado donde los pájaros pueden ejercitar un valioso vuelo horizontal.


En mi caso, al ser jaulas de 90 cm de largo y estar dispuestas en 2 columnas, al unirlas quedan jaulas de 180 cm de largo, donde el pájaro tiene espacio suficiente para realizar pequeños vuelos horizontales.

Si uniéramos más columnas al conjunto, tendríamos "voladeras"de 270 cm, 360 cm, 450 cm... y así sucesivamente. Sin duda esta es una gran ventaja de estas jaulas y redunda directamente en beneficio de nuestros pájaros, pues disponer de suficiente espacio para el vuelo es muy importante en varias fases de su vida, como por ejemplo al separarlos de los padres ya que completarán mejor su desarrollo físico; o durante la muda acelerando el proceso y evitando el picaje; y en general durante todo el año para evitar problemas de obesidad.


Me gusta oir el sonido del batir de las alas cuando vuelan de extremo a extremo.

A mí me daban dos...

10 de julio de 2009

Como los Petit-Suisse, que todos los de mi generación conocerán muy bien, las rejillas de fondo de las jaulas vienen de dos en dos.


Cada jaula incluye 2 rejillas, lo que facilita las tareas de limpieza, puesto que puedes tener siempre una limpia y ponerla cuando quieras, sin necesidad de tener que limpiar en ese momento la que quitamos sucia, pudiéndola dejar, por ejemplo, a remojo durante algún tiempo para una limpieza más profunda.

Otro detalle importante es que la jaula trae capacidad para 2 rejillas, cosa que se antoja bastante obvia para una jaula que no tiene bandeja sino papel en el fondo, pero que, como muchos de vosotros sabréis, hay otras jaulas que descuidan ese detalle.



Una pequeña pestaña doblada hacia arriba hace que la rejilla encaje perfectamente y evita que se desplace hacia adelante, cosa puede suceder cuando el pájaro baja repetidamente al fondo de la jaula.


¡Pasen y vean!

4 de julio de 2009

Os voy a hacer una breve presentación de mi pequeño aviario: "Criadero ALARIO"

El aviario está formado por 2 carros monofrontales que sustentan 8 jaulas cada uno. Las jaulas son del modelo CILEA de la marca italiana Terenziani, prestigiosa fábrica de "habitaciones para animales", conocida en mayor o menor medida por casi todos los que criamos pequeñas aves de manera más o menos intensiva.

Escogí las jaulas de 90x40x40 cm con una intención concreta, podría haber elegido jaulas más pequeñas (por ejemplo de 60x33x30 cm), pero mi objetivo es tener menos parejas, de mayor calidad y mejor atendidas. Así que la cosa estaba clara, metiendo jaulas más grandes cabían menos jaulas. El tiempo que puedo dedicar a los pájaros es bastante limitado, y todos sabemos que si tienes muchas jaulas, al final las llenas de pájaros, con lo que no los puedes atender como quisieras y más que un hobbie se convierte en una cada vez menos grata obligación.


En total 16 jaulas, número no demasiado elevado, en el que se pueden albergar entre 10-12 parejas (el resto para los esperados polluelos), de 90x40x40 cm, espacio suficiente para criar casi cualquier especie de las que habitualmente vemos en los campeonatos y en las que una pareja, en mi opinión, puede encontrarse muy confortable.

Las jaulas están llenas de detalles que iré presentando poco a poco, y que marcan la diferencia (también en el precio) con el resto de jaulas del mercado.


Como veis, estoy muy lejos de los grandes aviarios con gran número de parejas reproductoras, pero mi objetivo no es anillar cientos de pájaros anuales; prefiero saber el número de anilla de cada uno de mis pájaros...